Muchas empresas se preguntan cuál es el sentido de tener un blog en la web del negocio. ¿Es tu caso?

Si tuviese que elegir una respuesta rápida y sencilla me quedaría con esta frase de Jeff Hicks:

“La única publicidad viable en el futuro será la que las personas quieran en su vida.”

Pero ese futuro al que se refiere no es tan lejan. ¿Te has dado cuenta de que las personas están cada vez más cansadas de la publicidad intrusiva? Cada vez son más los usuarios que utilizan adblockers (bloqueadores de anuncios) o simplemente no prestan atención a la publicidad.

En cambio, estos mismos usuarios sí que realizan búsquedas en internet para resolver dudas o necesidades, y es en ese momento cuando un blog de empresa te permite entrar en contacto ellos. Con potenciales clientes que pueden resolver un problema a través de los productos o servicios que ofrece tu empresa.

Esta es una de las premisas del Inbound Marketing: conectar con los usuarios de forma no intrusiva, y un blog es una de las mejores formas para conseguirlo, pero para que un blog funcione no basta con publicarlo y subir algún artículo en él de vez en cuando. Para que despegue hay que tener en cuenta algunos aspectos y en esta entrada voy a compartir contigo 5 que considero fundamentales. ¿Empezamos?

 

Cuáles son los beneficios de tener un blog de empresa

Un blog será una de las herramientas más eficaces para atraer visitas a la web de la empresa. Y es que el principal objetivo de un blog de empresa es despertar la atención de potenciales clientes gracias a la creación de contenido de calidad que les ayude a resolver sus dudas

Además de generar tráfico a la web, existen otros beneficios de tener un blog en la web de la empresa:

Tener un blog ayuda a tu web a subir posiciones en los buscadores, algo que necesitas para ser encontrado por personas que buscan tus productos o servicios. Ya sabes lo que se dice: si no estás en Google, no existes.

Un blog de empresa también te ayudará a resolver las dudas u objeciones que puedan tener tus clientes actuales o futuros sobre aquello que ofreces. El contenido educativo consiguirá que tú y tu equipo dediquéis menos tiempo a resolver consultas de usuarios porque encontrarán respuestas en tu blog.

¿No sabes qué publicar en redes sociales? Con un blog será más fácil decidir qué publicar porque dispondrar de contenido valioso que compartir.  Las redes sociales son necesarias para promocionar tus artículos a la vez que compartes información de valor con tus seguidores.

Por último, pero quizá uno de los puntos más importantes, al lanzar un blog pones en marcha una estrategia de marketing escalable. Las entradas que crees para el blog de tu empresa te proporcionarán beneficios a corto, medio y largo plazo sin que requieran apenas inversión para su mantenimiento.

Si estos beneficios te han animado a dar un paso adelante con tu blog, voy a compartir contigo algunos trucos y buenas prácticas para que lo hagas con las mayores probabilidad de éxito posible.

 

Claves para que tu blog de empresa despegue

Si gestionas un blog tienes que cuidar aspectos que no están directamente relacionados con la redacción de sus artículos pero que son importantes si quieres que las publicaciones lleguen a tu público objetivo.

 

1. Planifica tu estrategia

Como suelo decir, contar con una estrategia es fundamental si queremos conseguir resultados, algo que también aplica cuando hablamos de crear y gestionar un blog.

Antes de lanzarte a escribir debes conocer a tu audiencia, marcarte unos objetivos y decidir los pasos a dar para conseguirlos.

Pregúntate:

¿Para quién escribo, qué le interesa, cuáles son los problemas que le puedo ayudar a resolver?  Si quieres hacer un perfil completo de tu cliente ideal, puedes descargar aquí la guía para Crear Buyer Personas B2B y B2C.

¿Qué quiero conseguir con mi blog, ganar reputación dentro del sector, generar ingresos pasivos, vender un producto o servicio de mi empresa?

¿Qué necesito para alcanzar mis objetivos y qué pasos debo dar para alcanzarlos? ¿Cuál será mi calendario de publicaciones? ¿Sobre qué temas le hablaré a mi audiencia y en qué momento? ¿Qué tipo de contenidos voy a utilizar? ¿Qué herramientas necesito y cuando debo recurrir a cada una de ellas?

Siempre puedes lanzar tu blog sin tener estos puntos claros, pero te aseguro que haber trabajado en ellos te ayudará a mantener el foco en el qué y el por qué.

 

2. Calendario Editorial

La estrategia y la planificación suelen ir de la mano, por eso es recomendable tener un calendario editorial en el que recojas tanto las próximas publicaciones (preferentemente para los próximos dos o tres meses) como los aspectos más relevantes de las ya publicadas (fecha, título, url, seguimiento en redes sociales, actualizaciones, etc).

Con un calendario editorial:

  • Evitarás tener el problema de no saber sobre qué escribir.
  • Ahorrarás tiempo cuando necesites recopilar información sobre entradas anteriores
  • Evitar crear contenido duplicado

¿Aún no tienes un calendario editorial?  Consigue tu calendario editorial desde este link

3. Frecuencia de publicación

Publicar regularmente te ayuda a que los usuarios no se olviden de que existes, sobre todo si estás empezando.

Estamos de acuerdo en que cuanto más contenido publicado, mayor número de visitas en tu web y mayor número de leads generarás a través de la misma, pero también es aconsejable que tengas en cuenta otros aspectos para decidir la frecuencia de tus publicaciones.

¿Cuentas con recursos para publicar con una frecuencia elevada sin que tus entradas se resientan en calidad?  Recuerda que los artículos necesitan promoción en redes sociales, portales o a través de email marketing. La promoción toma bastante tiempo y deberás tenerlo en cuenta cuando planifiques tu agenda y recursos.

Otras preguntas que deberías plantearte: ¿Con qué frecuencia postea la competencia? ¿Es calidad lo que quiere tu audiencia o bastará con ofrecer cantidad?

Los artículos de gran calidad requieren de más tiempo de investigación, creación y edición,  pero si estás dirigiéndote a profesionales de un sector determinado, con poco tiempo para dedicar a la lectura, es posible que tu mejor opción sea apostar por una alta calidad y una baja frecuencia.

1 publicación a la semana te permitirá tener tiempo para investigar y crear entradas de alta calidad que tu audiencia esperará puntualmente.

En cambio, si tienes como público a personas muy jóvenes y tus publicaciones tratan sobre alguna afición, la mejor opción será hacer publicaciones muy frecuentes y cortas.

Puedes probar con 3 – 4 posts a la semana. Intercala entradas largas con otras más cortas que requieran menos tiempo de preparación.

Recuerda: La audiencia es la clave. Obsérvala, experimenta y define la frecuencia de publicaciones que mejor se adapte a ella.

 

4. Optimización SEO de los artículos

Millones de personas hacen búsquedas a diario en los buscadores y muy pocos de ellos pasan de la primera página de resultados.

Si las publicaciones de tu blog de empresa están bien posicionadas serán vistas y para conseguirlo debes empezar por cuidar su optimización SEO.

Revisa estos aspectos:

 

Experiencia de usuario

Si Google detecta que los usuarios pasan bastante tiempo en tu web interpretará que el usuario ha encontrado lo que buscaba y eso va a favorecer tu posicionamiento.

Incluye en tu blog plugings para entradas relacionadas (yo utilizo Yuzo Related Post),  enlaces a otras zonas de tu web o contenidos como vídeos que animen a los usuarios a quedarse durante más tiempo.

 

Antes de empezar a escribir, elige las palabras clave que vas a utilizar.

Para hacerlo ten en cuenta la temática con la que te quieres posicionar tu blog y sus artículos y la forma en que buscan los usuarios.

Con esta información, haz una lista de palabras clave y elige las que vas a utilizar.

Lo más aconsejable, sobre todo si estás empezando con el blog de tu empresa, es que utilices las palabras que estén menos competidas junto con y búsquedas largas – long tail- porque así te será menos complicado empezar a escalar posiciones.

Un ejemplo: Si tienes una clínica que ofrece servicios de traumatología, la palabra traumatólogo tiene una altísima competencia. En cambio, “hernia de disco” o “pie plano” tienen una competencia menor. Como long tail podrías utilizar “cómo tratar pie plano en niños”, “prevenir la hernia de disco”.

Una forma básica de conocer la competencia de una palabra es hacer una búsqueda de ella en Google filtrando país e idioma y chequear el número de resultados que ofrece.

Medir Competencia Keywords

Utiliza una estrategia de linkbuilding entre tus artículos que tenga sentido

La estrategia de linkbuilding interno que suelo utilizar y recomendar es la de Clusters o Contenido Pilar, es decir, crear un post extenso que trate todos los aspectos de una temática y utilizarla como centro de otros contenidos más específicos que enlazarán a este post central y viceversa.

¿Qué consigues de esta forma? Ponérselo fácil al buscador para que sepa cuáles son las palabras o temática por las que debe posicionar tus artículos. ¿Y cómo lo implementarás? Dirigiendo enlaces desde los contenidos secundarios al contenido central y viceversa teniendo en cuenta que en los enlaces desde los contenidos secundarios al central siempre a utilizarás la palabra clave a posicionar en este último. Te lo enseño en un ejemplo para que quede más claro:

 

Contenido Pilar para blogs

 

Título de la publicación

Debería incluir la palabra clave con la que estés trabajando, ser coherente con la información que se encuentra dentro del artículo. Y muy importante, ser lo suficientemente atractivo como para que el usuario haga clic en él.

 

Cuida la meta descripción de tus entradas

La descripción que redactes para las entradas de tu blog aparecerán bajo el título en los buscadores y puede invitar, o no, a que un usuario haga clic en tu artículo.

Mira este ejemplo. Ambos negocios ofrecen el mismo servicio pero la meta descripción del primero es mucho más atractiva.

Metadescripción SEO Blog

Los plugins SEO para WordPress te facilitan bastante las cosas cuando se trata de incluir meta descripciones.

Yo utilizo Yoast SEO y, como puedes ver, cambiar la meta descripción de un artículo es bastante sencillo. Una vez instalado, bajo la caja de edición aparecerá un espacio para que puedes revisar la configuración SEO de tus artículos.

Editar meta descripción

Optimiza las imágenes de tu blog corporativo

Cuando halamos de SEO todo suma, la competencia por el posicionamiento es enorme, así que tenemos que tener cuidado de no dejar ningún detalle sin revisar, incluidas las imágenes de nuestro blog corporativo.

Y cuando hablo de cuidar imágenes me refiero a su peso y al atributo alt.

Peso: Si una imagen es muy pesada tardará mucho en cargar. Esto es algo que Google detecta y penalizada. En esta entrada de Nahuai Badiola pues consultar el peso ideal de una fotografía para una web.

Para optimizarlas yo utilizo dos herramientas gratuitas:

Photoshop Express Editor. Te permite dar el tamaño exacto a tus fotografías en muy pocos clics. También puedes instalarlo en tus aplicaciones de Windows.

Riot. Para ajustar la compresión de tus imágenes consiguiendo el peso adecuado. En el caso de un blog utilizo 200Kb.

 

Atributo Alt: Los buscadores aún tienen problemas para interpretar el contenido de las imágenes, por eso premian a aquellas webs o entradas que utilizan el texto alternativo para describirlas.

Una etiqueta alt debe ser concisa e incluir la palabra clave principal de tu entrada.

Si utilizas WordPress verás que es muy sencillo cumplimentar este atributo. Basta con buscar tu imagen en la biblioteca de medios y cumplimentar la caja de “Texto Alternativo” que aparece ahí.

Optimizar blog incluyendo texto alt en imágenes

 

5. Promoción de tus entradas en el blog

La promoción de tu blog de empresa, y concretamente de sus artículos, es importante si quieres darlo a conocer. De nada sirve que dediques partes de tus recursos a escribir entradas si después nadie sabe que existen.

Si estás empezando a despegar es posible que algunas técnicas de promoción sean más complicadas de llevar a cabo. Algunos ejemplor serían la crear expectación ante una nueva publicación cuando aún no tienes audiencia, realizar guestposts para otros blogs o redactar artículos para publicaciones.

En cambio, hay otras técnicas a tu alcance que no debes pasar por alto.

 

Promoción de tus entradas en redes sociales y vía email

Cuéntale a los seguidores del blog de tu empresa que has lanzado un nuevo artículo el día que lo publiques, sobre todo si tienes una comunidad acostumbrada a recibir tus publicaciones con una periodicidad concreta.

Pero no te quedes ahí, porque en ese caso dejarás que tus artículos caigan en el olvido.

Habrás notado que muchos blogs de éxito promocionan de forma constante sus contenidos. Lo hacen porque es una buena estrategia para seguir captando tráfico de seguidores nuevos las entradas más antiguas.

Para hacerlo puedes utilizar plugings de publicación automática como Microblog Poster o crear un calendario de publicaciones en herramientas como Buffer o Hootsuite  que permiten compartir publicaciones en redes sociales de forma automática.

 

Realiza linkbuilding interno

No sólo redirecciona a los usuarios desde unas entradas a otras haciéndoles pasar más tiempo en tu sitio. También le indicas a Google por qué palabras de búsquedas quieres posicionarte con el blog de tu negocio.

Por ejemplo, si has creado el blog de una inmobiliaria puedes usar el texto de anclaje precio de tu casa para enviar usuarios desde la entrada “Qué reformas necesita mi casa antes de venderse” hasta la entrada “Calcula el precio final de tu vivienda en España”.

 

Conclusión

Lanzar y posicionar un blog de empresa requiere de recursos y dedicación. A cambio estarás creando activos digitales que te proporcionarán beneficios a medio y largo plazo que sólo requieren pequeña inversión en su mantenimiento. ¿Aún te lo estás pensando?

 

Recursos:
  • Descarga la Guía para Crear Buyer Personas B2B y B2C
  • Calendario Editorial
Photo by Unsplash

 

Pin It on Pinterest

Share This