Es posible que tu empresa ya cuente con un perfil en redes sociales o que estés pensando en si debes crearlo. Si es así, probablemente te hayas preguntado cuál es la forma de hacerlo para que realmente aporte beneficios a tu negocio como visibilidad, presencia y reputación online y, por supuesto,  que te ayuden a alcanzar tus objetivos comerciales.

Para que esto suceda es conveniente contar con una estrategia que marque las acciones a llevar a cabo en redes sociales. Contar con ella te acerca a tus objetivos y evita acabar perjudicando la imagen del negocio debido a un mal uso de este espacio que compartimos en internet con clientes y prospects.  ¿Pero cómo se consigue esto?

En esta entrada quiero compartir contigo cuáles son los beneficios que podemos obtener al utilizar los perfiles en redes sociales de forma correcta, los objetivos que pueden ayudarnos a conseguir y las prácticas que debemos evitar al promocionar un negocio en redes sociales.

 

Cambio social: Efecto 2.0 y el poder del consumidor actual

 

El efecto 2.0, el paso a la comunicación bidireccional con el consumidor, ha cambiado la forma de hacer marketing. Ahora el centro de nuestra estrategia es el propio consumidor en lugar del producto. La comunicación de masas y el incentivo al consumo ya quedan muy lejos.

Nos encontramos ante un  espacio abierto donde se produce una conversación entre la persona y la marca, un nuevo ámbito en el que las empresas deben saber moverse, tanto para captar como para fidelizar a sus clientes, y en el que los productos deben concebirse para satisfacer las necesidades del consumidor de forma cada vez más personalizada.

En este entorno, las redes sociales constituyen un espacio de construcción social, y también de negocio, donde incorporar estrategias de marketing de atracción será clave para adaptar tu empresa a la nueva forma de hacer marketing y atraer a un consumidor que cada vez cuenta con más información y poder.

Markets are conversations. Markets consist of human beings, not demographic sectors. Manifiesto Cluetrain

El consumidor actual tiene mucho más poder del que tenía hace unos años. Este poder ha ido creciendo de manera paralela al aumento de la competencia entre marcas y ha alcanzado su punto más elevado con la llegada de la web 2.0.  Pero, ¿cómo es? ¿qué define a este consumidor?

  • Es una persona que se mueve en un entorno de sobreabundancia informativa.  que utiliza internet para contrastar la información que recibe.
  • Esta independencia le ayuda a tomar sus propias decisiones y éstas, en multitud de ocasiones, estarán fuertemente influenciadas por la opinión de otros usuarios.
  • El consumidor se ha convertido en prosumidor:  no sólo consume contenidos, también los produce. Comparte ideas y opiniones que ejercen una enorme influencia sobre la comunidad que les rodea.
  • Toda esta información y capacidad de elección le lleva a la infidelidad, no tiene problema en cambiar de proveedor si la competencia le ofrece un producto o servicio que satisface mejor sus necesidades.
  • No asume compromisos con las marcas, simplemente crea vínculos emocionales que pueden ser efímeros. ¡Quiere lo mejor! Aunque a su favor podemos decir que se trata de un consumidor comprometido que se manifiesta abiertamente a favor de las marcas a las que sigue.

 

Esto, que podría parecer negativo, pone al alcance de las pymes la posibilidad de competir con las grandes empresas en el mismo terreno de juego y con las mismas herramientas. Evidentemente la capacidad de inversión de la gran empresa es mucho mayor que la de uba pyme,  pero la pequeña tiene la posibilidad de arriesgar y cambiar de estrategia con más facilidad de lo que lo haría la de mayor tamaño, y eso es algo que los que trabajamos en este sector no podemos olvidar.

 

Beneficios de las redes sociales para tu negocio

 

Según el Estudio Anual de Redes Sociales de 2017, realizado por IAB Spain, el 86% de los internautas entre 16 y 65 años utilizan redes sociales, y el 25% de ellos sienten más confianza en aquellas marcas que tienen un perfil en ellas

 

Uso de Redes Sociales

 

Sin duda, las redes sociales son una importante herramienta para trabajar la parte más alta del funnel de ventas, justo en la que nuestro objetivo es atraer clientes a nuestra web o blog.

Los usuarios que se encuentran en las primeras fases del funnel están pasando por un proceso de descubrimiento y consideración que, en la actualidad, se realiza mayoritariamente en internet.

No importa si hablamos de negocios B2C o B2B.  Las fases iniciales del proceso de compra se han alargado y se realizan sin tener contacto directo con la empresa, y es justo en este punto donde las redes sociales se convierten en una potente herramienta para que las marcas puedan ejercer influencia en el consumidor gracias a su estrategia de marketing de contenidos como hemos podido ver recientemente en el caso de éxito de la marca de gafas Hawkers.

Desde un punto de vista de negocio, transmitir el mensaje adecuado a través de redes sociales  tiene múltiples beneficios para tu empresa.

 

1/ Capacidad Competitiva

Incrementan la capacidad competitiva al establecer un canal de comunicación bidireccional con los consumidores.  Crear un vínculo entre ellos y tu empresa te ayudará a conocer de primera mano qué desean, qué impulsa sus decisiones, qué les preocupa y un largo etcétera. Algo que es aún más relevante si  hablamos de un público joven.

 

2/ Herramienta de fidelización

Las redes sociales son, además, una herramienta de fidelización: como vimos en el estudio anual de RR SS transmiten confianza. Tú también eres consumidor y, como cliente,  te gusta consultar las publicaciones de las marcas que utilizas, que te informe sobre novedades, eventos y, porqué no, encontrar alguna promoción o descuentos especiales para sus seguidores.

 

3/ Canal de atención al cliente

¿Y si hablamos de las redes sociales como canal de atención al cliente? Se trata de una forma de utilizar las redes sociales que va ganando relevancia y que, con una buena gestión, puede repercutir muy positivamente en las ventas y reputación de tu empresa, ya que permiten establecer un diálogo visible para la comunidad en el que atiendes las dudas, quejas o consultas que ésta te va planteando.

 

4/ Visibilidad online

Otro beneficio del buen uso de las redes sociales sería mejorar el posicionamiento de tu web: ayudan a atraer tráfico y mejorar las métricas. Los usuarios, en un altísimo porcentaje, consultan al buscador antes de tomar una decisión de compra, por lo que es evidente que un buen posicionamiento en buscadores debe ser uno de los objetivos de toda empresa que desee tener ganar visibilidad en los medios digitales.

 

4 Objetivos a definir en tu estrategia social media

 

Cuando estableces objetivos para el plan de social media éstos deben estar alineados con el plan de marketing global de la empresa y con los objetivos de negocio que se persigan en cada momento.

Evidentemente, el fin último que se persigue es vender, pero es muy probable que, para poder hacerlo, antes se necesite ganar posicionamiento dentro del sector; aquí es donde las redes sociales pueden sernos de gran ayuda:

 

1/ Visibilidad

Ganar visibilidad es un objetivo que deben plantearse, sobre todo,  las empresas que están comenzando y que aún no son conocidas dentro de su sector. Recuerda que debes elegir la red que utiliza tu público objetivo, no la que tú prefieres, y posicionar tu contenido en ella.

Un ejemplo de esto podría ser promocionar contenidos de tu empresa a través de Facebook Ads para llegar así a un público que aún no te conoce, quizá incluyendo alguna oferta de bienvenida para los que visiten la web.

 

2/ Reputación online

Marca y reputación no son lo mismo. Puedes crear marca a través de medios publicitarios, pero la reputación la crean los usuarios que interactúan con ella.

¿Existe un lugar en el que se generen opiniones de forma más inmediata que en internet,  o en el que puedan tener más repercusión?

Los medios sociales ponen a tu alcance la posibilidad de modificar positivamente la percepción que el público tiene de tu empresa. Pero es un arma de doble filo: errores en la gestión de redes sociales que dañen la reputación online de tu empresa, y un error puede ser no gestionarlas en base a una estrategia definida, podrían tener repercusiones negativas en en tu negocio.

 

3/ Vinculación con la marca

Es decir, la creación de una comunidad de seguidores con un perfil e intereses acordes con tu propuesta de valor.

Esta comunidad, conectada con la empresa, difundirá tus contenidos y aportará credibilidad a la empresa gracias a los comentarios positivos que comparte y que, además,  pueden ayudar a tomar una decisión a otros usuarios que aún están indecisos.

Utiliza los medios sociales para relacionarte con tu público, comparte contenido de valor, promociones, crea concursos… ¡Dinamiza!

 

4/ Autoridad

Las redes sociales dan la posibilidad, tanto a marcas como a profesionales independientes, de convertirse en referentes dentro de su sector compartiendo contenido de valor sobre el mismo.

Este tipo de reconocimiento aporta “prueba social”, un factor que puede ser clave para usuarios que se encuentran en proceso de comparación o decisión.

Linkedin es una red social que ofrece muchas posibilidades para generar autoridad ya que en ella puedes compartir contenidos de valor sobre tu sector o participar en grupos especializados.

 

El error que no debes comenter con las redes sociales de tu negocio

 

En los párrafos anteriores hemos hablado de beneficios y objetivos que debes conocer antes de tomar decisiones sobre la gestión de redes sociales de tu empresa o proyecto.  Veamos ahora cuál es la clave para conseguirlos y no “morir en el intento”.

Lo que voy a comentar parece obvio pero no siempre se le presta la atención debida. ¿Quién gestiona las redes sociales de tu empresa?

Las redes sociales están al alcance todos y hoy en día todos sabemos cómo funcionan. Pero, ¿dejarías la contabilidad de tu empresa a una persona sólo porque sabe trabajar en Excel? No, ¿verdad?.

Con las redes sociales pasa lo mismo: si quieres obtener resultados necesitas dejarlas en manos de un profesional, interno o externo, que sepa cómo conseguirlos.

Necesitas a alguien que sepa diseñar un plan de comunicación a corto, medio y largo plazo, que sea capaz de influir en la comunidad de seguidores y establecer con ella relaciones de valor, que tenga la experiencia y conocimientos necesarios para gestionar las crisis que puedan surgir en este medio, que mida, evalúe, corrija, que realice una gestión que suponga un impulso para el negocio según los objetivos marcados. En resumen: alguien que sepa definir una estrategia en redes sociales e implementarla, llámale Community Manager, Social Media Strategist o Agencia.

Objetivos realistas y asesoramiento profesional son claves para comenzar a orientar correctamente tu estrategia social media.

Si ya te has decido a dar un paso adelante en la puesta en marcha de tus perfiles sociales,  estos artículos pueden interesarte:

 

Photo by Unsplash

Pin It on Pinterest

Share This