fbpx

El Permission Marketing surge como respuesta al hecho de que los usuarios cada vez son menos permeables a la publicidad debido al alto número de impactos que reciben a diario.

Los últimos estudios estiman que una persona recibe 3.000 impactos publicitarios al día, de los que recuerda en torno a un 12%, lo que provoca que las marcas tengan cada vez más dificultades para influir en los consumidores.

En un escenario como éste, donde las medianas empresas no disponen de grandes presupuestos para bombardear a los usuarios mediante la publicidad de masas, resulta más eficiente centrar los esfuerzos de marketing en aquellos que han mostrado un interés previo en los productos o servicios de la empresa.

 

Qué es Permission Marketing

El término Permissión Marketing fue descrito por primera vez en 1999 por Seth Godin en su libro Permission Marketing: Turning Strangers into Friends and Friends into Customers .

Este concepto implica una estrategia de marketing en la que sólo se ofrece publicidad a aquellas personas que previamente han aceptado recibirla, lo que las hace mucho más receptivas a nuestro mensaje.

Si lo piensas, esta práctica conlleva beneficios para ambas partes: el consumidor recibe sólo la información que ha solicitado y el anunciante puede realizar campañas para un público que, a priori, es receptivo a su mensaje.

Pilares sobre los que se sustenta

Esta estrategias se basa en tres ideas fundamentales:

1/  Obtención del permiso del destinatario para recibir las comunicaciones. Las comunicaciones que recibe el usuario son ”esperadas” por lo que no se siente invadido al recibirlas.

2/  Personalización del mensaje en función de las características de su destinatarios.  Realizar comunicaciones para un target con un perfil conocido permite establecer una relación de confianza entre el consumidor y la empresa, a la vez que proporciona valor al mensaje.

3/  El mensaje enviado debe ser relevante para quien lo recibe, es decir, debe estar centrado en el producto o servicio sobre el que ha solicitado la información y enviarse en el momento adecuado.

 

Ejemplos de Permission Marketing

El ejemplo más claro de este tipo de estrategia lo encontramos en las campañas de Email Marketing realizadas sobre la base de datos que la empresa ha conseguido gracias a los formularios de su página web.

El usuario, a cambio de recibir una newsletter o información adicional sobre un producto o servicio de la compañía, proporciona sus datos. A su vez, autoriza recibir información comercial por parte de la empresa, algo que debe estar especificado en la política de privacidad del site.

Actuar de este modo evita llevar a cabo prácticas publicitarias de dudosa legalidad en las que los usuarios son spameados con mensajes y publicidad no solicitada  e intrusiva.

Además, si tienes en cuenta los 3 pilares sobre los que se sustenta el permission marketing cuando empieces a crear listas de contactos y a trabajar con ellas, conseguirá mejorar la efectividad y rentabilidad de tus campañas de email marketing.

Otros ejemplos de Permission Marketing los encontramos en redes sociales como Facebook, Twitter o Youtube donde el usuario, al suscribirse o seguir a una marca, está aceptando recibir publicidad por parte de ella.

Photo by Unsplash

Pin It on Pinterest

Share This